Hemos preparado unos cubitos de hielo con trocitos de naranja en su interior, para dar un toque diferente a la bebida que queramos. Además de quedar así de bonitos dejan un ligero sabor a naranja súper rico.

Para hacerlos debemos cortar la naranja en trocitos pequeños, en este caso hemos dejado la piel y la hemos cortado en triangulitos. Se coloca la naranja en la bandeja del hielo y se rellena de agua.

Para que queden más transparentes se debe usar agua embotellada o filtrada.

También te puede interesar:  El efecto relajante de las hojas de naranjo

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *