El betacaroteno además de ser el pigmento responsable de dar su color a las naranjas y mandarinas nos aporta multitud de beneficios.

Nuestro cuerpo transforma el betacaroteno presente en las naranjas en vitamina A, que ayuda a mantener en buen estado la visión, la piel, las mucosas y los huesos.

La vitamina A es esencial para el correcto funcionamiento de la visión, especialmente la visión nocturna, y previene contra la llamada ceguera crespuscular, cataratas, sequedad o glaucoma.

El betacaroteno cobra especial importancia en esta época del año en la que la exposición al sol es mayor, porque es excelente para el cuidado de la piel: ayuda a proteger la piel de los radicales libres, por lo que reduce los signos de envejecimiento y el riesgo de sufrir quemaduras solares, pero además potencia el bronceado de la piel gracias a que aumenta la producción de melanina. Tal vez hayas oído hablar de los suplementos de betacaroteno que algunas personas toman para potenciar su moreno. Nosotros te proponemos que lo hagas a través de la alimentación natural.

También es un poderoso antioxidante que fortalece nuestro sistema inmunológico, favorece la reparación de los tejidos del organismo (piel, mucosas, uñas, cabello, esmalte de dientes…) y estimula la producción de glóbulos blancos. Además reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón por su efectividad contra el colesterol.

Ahora que conoces las importantes propiedades del betacaroteno, puedes empezar a beneficiarte de ellas. ¡Nosotros te lo ponemos fácil enviándote a domicilio una caja de ricas naranjas recién recolectadas!

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *